Chile ayuda a Chile

Chile ayuda a Chile

sábado, agosto 04, 2007

LEGISLAR EL FEMICIDIO

Hace algunos días, a raíz de un documental que mostraron en TV, la presidenta Michelle Bachelet ha hablado de mandar un proyecto de ley para definir legalmente el femicidio, es decir, que se haga modificaciones a la legislación para que esté jurídicamente definido este fenómeno social. Ese es más o menos el panorama; agradecería correcciones si me estoy equivocando.

Inmediatamente surge la pregunta ¿Qué sentido tiene legislar sobre el femicidio? ¿Puede llegar a tener algún sentido? Creo que el asunto no merece mayor rodeos; la legislación propuesta es una verdadera estupidez. Algunas personas han convertido los enfoques de género en verdaderas trincheras intelectuales de feministas fanáticas que pretenden explicar todo en función de la diferenciación cultural existente entre hombres y mujeres y que ha favorecido a los primeros.

No pretendo desconocer los efectos adversos del machismo ni la cultura patriarcal, pero me parece que estas tonteritas como legislar sobre el femicidio contribuyen a reforzar las diferencias, lo cual es lamentable.

Es sumamente necesario que las ciencias sociales no se vicien con esta clase de distinciones exageradas. Lo mismo va para el conocimiento y saber popular y/o la denominada cultura general. Esta exacerbación de distinciones (por ejemplo: niño-adulto, hombre-mujer, nativo-extranjero, etc) cuando se hace olvido de que sólo sirven como variables para delimitar, explicar y clasificar, es decir, hacer un ordenamiento analítico del conocimiento social, otorgándoles carácter de esencial siempre ocurre lo mismo: se olvida que nos estamos refiriendo a seres humanos.

Considerando lo anterior me pregunto: ¿qué hace diferente a aquel que asesina un hombre del que asesina a una mujer? ¿Es cualitativamente diferente la esencia de la vida de un hombre a la de una mujer? ¿Hace diferencia el género a la hora de hablar del derecho a la vida? ¿tiene la vida de un hombre un valor cualitativamente distinto a la vida de una mujer? A todo esto yo respondería que no me cabe duda alguna que no. Por ello es que sostengo que estas distinciones, cuando se sacan de su ámbito analítico llevan al olvido de la condición humana de todos. Propuestas como legislación especial para el femicidio sólo apuntan a un olvido de la condición humana, al parecer por un populista enfoque feminista que se ha puesto de moda.

Ni legal ni moralmente, mucho menos intelectualmente se ha de definir la vida humana conforme a categorías de clasificación ya que ello supone la enajenación de la condición humana misma. Esto, para cualquier sociedad, a la larga sólo será un problema. A veces son simples idioteces las que desencadenan problemas cuando se las deja estar.

Se es humano ante todo y eso es lo único que importa realmente a la hora de orientar nuestras acciones e intelecciones para hacer cosas en este mundo, sobretodo si te trata del orden social.

12 comentarios:

Alberto dijo...

Hola Marcos:

Que alegría poder volver por tú página, hace ya tanto tiempo. Me alegra saber de ti y ver que todo va por lo menos igual de bien que la última vez. Espero seguir teniendo noticias tuyas.

En cuanto al tema que tratas, no puedo estar más de acuerdo contigo, me parece de una tremenda estupidez regular algo que ya está regulado me imagino en Chile, y es que el asesinato es delito, da igual a quien se mate.

Un abrazo desde España y ya sabes, para cualquier cosa que necesites, ya conoces donde estoy.

cristian dijo...

Completamente de acuerdo con tu enfoque.
El concepto de femicidio es una soberana estupidez, creada por una idem presidenta que ha hecho todo mal.

Yayo Salva dijo...

Mis ideas coinciden totalmente con las tuyas en este tema. En todo caso, sería atizar una hoguera que ya toma grandes proporciones.
Saludos.

Marcos dijo...

Hola Alberto. Por estos lados eres siempre bienvenido. Aquí si está regulado el femicidio, aunque el poder judicial no siempre funciona como uno quisiera. Muchas gracias por tu apoyo, ya llegará el momento de cobrarte la palabra. De mi parte, también te digo que sabes donde estoy. Un gran saludo.

Cristian. Personalmente no creo que las cosas sean como las presentan, aunque la situación no sea deseable. Si uese todo malo ya habría estallado la revolución.

Yayo Salva. Yo sólo espero que el fuego no nos queme a todos.

Un gran saludo para todos. que estén muy bien

Cristy dijo...

tipico de senadores y politicos, a veces se profundizan y se invierte mas tiempo y dinero en cosas que realmente no hacen falta, que apoyen la educacion, quiten el hambre, justicia a los campesinos y desamparados... en fin...
que tengas un grandioso fin de semana

Pato dijo...

Estoy de acuerdo también con las innumerables injusticias que se viven a raíz del innegable machismo vivido en Chile, y no me cabe duda en muchas otras partes más, pero el alejarnos tanto del ser humano y tildar un homicidio de una manera sólo por categorías sexuales no me imagino que sea un camino para provocar una verdadera equidad.
De todos modos, hablo muy desinfiormadamente, tipo comentario de blog nomás, la verdad tampoco he escuchado con atención el porqué defender una legislación sobre el femicidio.

Voy a invitar a unas amigas a que den su opinión.

Marcos, un agrado estar nuevamente en contacto , un abrazo para ti.

Anónimo dijo...

desafortunadamente no estoy de acuerdo con lo que planteas, no en el tema de como las distinciones nos han hecho olvidar que somos seres humanos todos... sino que se trata de un problema que tiene características diferentes que los asesinatos de hombres, lamentablemente las estadísticas dicen que 8 de 9 asesinatos son de mujeres. Y obecede por supuesto a practicas culturales sustentadas por la dominación masculina, la malversión que se hace del uso del poder... en fin son muchas las causas.
LO SIENTO PERO NO PUEDO MAS QUE SENTIR APOYO HACIA UNA INCITIVA LEGAL DE ESAS CARACTERÍSTICAS, QUE LO QUE HACE ES PROTEGER EL DERECHO A LA VIDA.

saludos
Leandra

Beatrix dijo...

Hola: gracias por tu comentario, tienes razon: no siempre paga el valor, pero como es de necesario..
saludos!

Marcos dijo...

Crsty. Sin dudas los políticos se dedican pocas veces a aquello que es útil. La lógica es siempre la permanencia en el poder y la administración de los problemas.

Pato. Claramente nuestra sociedad es una sociedad machista. Eso no lo discuto. La verdad es que tampoco conozco argumentos para defender esta legislación más allá que cifras que se lanzan en tv. Sin embargo creo que una medida de ese tipo apunta a lo opuesto de las buenas - o no tan buenas, según si su uso es sentido o publicitario - intenciones que la mueven.

Leandra. No he pretendido decir que las causas sean las mismas. Y seguro que cada uno de los crímenes tiene particularidades que escapan a toda categorización. Pero cuando una categoría se convierte en ley, una diferencia análitica que usamos para comprneder la realidad, se toma como algo esencial. mi temor es que en ese giro se olvida lo que realmente sería esencial. Las distinciones analíticas deben usarse en el contexto que corresponde sino se desordena todo y apuntamos nuestros esfuerzos a cualquier parte perdiendo ellos el beneficio que se busca aportar. En ningún caso quise negar el machismo nacional, solo advertir que medidas como estas lejos de disminuirlo lo mñás probable es que lo refuercen.
Gracias pr opinar en este espacio, es grato ver que personas que pienan distinto se dan el tiempo de expresar lo que piensan :)

Alberto dijo...

Hola de nuevo Marcos, te voy a pedir un favor, me gustaría tener tu email, ya sé que no es el mejor lugar para pedirtelo, pero no he encontrado otra forma, si deseas mantenerlo en el anonimato mándame un mensaje a mi correo:

alberto.fdza@gmail.com

Gracias y un saludo desde España.

Clo dijo...

Ha pasado mucho tiempo, pero como no vi esto antes, opinaré igual. Comprendo y comparto tu apreciación sobre las categorizaciones, que a veces resultan incluso innecesarias. En lugar de crear la figura legal del femicidio, creo que deberían endurecerse las leyes en contra del homicidio en general. Pero la atención debe ir por otro lado. Castigar al asesino no devuelve la vida a una mujer. Deben mejorarse las redes de protección y apoyo a las mujeres que de forma proactiva. Porque muchas de nosotras somos independientes y vivimos bajo los parámetros del siglo 21, pero quien conoce la pobreza de cerca sabe que la eslcavitud al marido aún existe.

Marcos dijo...

Clo. Por si miras de nuevo por aquí, respondo, pues tengo configurado el blog para que me lleguen los comentarios al e-mail :)

Estoy completamente de acuerdo contigo sobre el afrontar el problema con medidas proactivas, con medidas que involucren a la ciudadanía para que pueda intervenir, con el tiempo de manera autónoma a cualuier institucionalidad estatal, en este y otros problemas sociales. Lamentablemente las autoridades chilenas ven el acto de hacer una ley como una especie de conjuro mágico raro. Un gusto contar con tus comentarios.