Chile ayuda a Chile

Chile ayuda a Chile

viernes, septiembre 25, 2009

¿CUÁNTA ENERGÍA SE CONSUME….?

Me pregunto cuánta energía se gastará cuando usamos la TV en los momentos en que no obtenemos provecho alguno de ella, es decir, cuando se hace zapping, se exhiben comerciales, y todo aquello que no tiene que ver con lo que observamos o nos interesa. Ignoro si hay estudios (si alguien sabe, por favor, comparta la información).

Por ejemplo, puedo decir que un capítulo de dibujos animados ocupa media mas o menos media hora de tiempo para su exhibición en la TV, pero el capítulo dura, en verdad, unos 23 minutos, vale decir, hay 7 minutos perdidos (comerciales y otras cosas). Y el capítulo de una típica serie gringa, como “Los Expedientes Secretos X” o “Lost”, dura una hora de acuerdo a la programación televisiva, pero el contenido mismo no pasa los 45 minutos: 15 minutos perdidos en publicidad y estupideces. Y, por otro lado, quién sabe cuánto tiempo pierde cada sujeto cambiando de canal mientras busca y decide qué es lo que finalmente va a ver… Sospecho que eso se traduce en mucha pérdida de energía.

Y la desventaja no sólo está en el derroche de energía, ocupada en “hacer nada” (pues en esos momentos, uno no ocupa la TV). También implica perder tiempo. Al ojo, se podría pensar que alguien que ve TV dos horas al día pierde al menos media hora (suponiendo que ve cosas determinadas y no anda cambiando de canal). Y uno no elige cuando ver los programas, salvo que los dejen grabando para ver en otro momento.

Sin duda, si bien mirar TV es uno de los pasatiempos más fáciles en cuanto al esfuerzo personal requerido para llevarlo a cabo, es, al mismo tiempo, sumamente ineficiente en cuanto al aprovechamiento de la energía y el tiempo, y por ende, del poco esfuerzo personal que a ello se destina.

Lo anterior se hace más patente si se compara el ver TV con leer o hacer deporte (por ejemplo, jugar futbol). Estas dos ultimas actividades, junto con dar mucho más posibilidades de elegir cuándo se hace, permite el aprovechamiento de la totalidad del tiempo y energía invertido. Cuando uno lee, todo el tiempo se está aprovechando el libro (o lo que se lea) y se ocupa la vista, mente, y la luz del entorno, etc. para dicha finalidad y aprovechamiento personal; además, el uso de energía es reducido. Haciendo deporte, todo el tiempo se utiliza provechosamente la energía puesta en aquello, en cada segundo obtengo beneficios de la inversión de energía y tiempo, traducidos en las diferentes ventajas de la práctica de un deporte. En fin, si dedico dos horas a leer, estaré dos horas inserto en el contenido del libro; si hago deporte por dos horas, todo ese tiempo me estaré ejercitando. En ningún caso pierdo media hora.

Aunque ver TV puede ser más fácil y requerir menos esfuerzo personal, en términos de uso de energía y tiempo, es ineficiente para un sujeto. Y en el despilfarro entra en juego el emisor de los programas televisivos y el mercado en el cual está inserto; pues, para transmitir un programa de TV se debe estar dispuesto a destinar energía y tiempo en la transmisión de publicidad y otras cosas ajenas al contenido mismo del producto que se transmite. Sin la publicidad y otras basuras visuales que interrumpen lo que uno está viendo, los canales de TV no son viables económicamente.

Por otra parte, la falta de control personal en lo transmitido en la TV produce pérdida de tiempo personal – y energía para mantener el televisor en funcionamiento – en el llamado zapping. De este modo, no cabe duda que se aprovecha mejor el tiempo haciendo otra cosa, por ejemplo, leer o hacer deporte, donde el uso de la energía y tiempo invertido es mucho más eficaz y provechoso; y donde no hay que destinar parte del propio tiempo en transmisiones de publicidad y cosas por el estilo, negocio en el cual el televidente no gana nada.



3 comentarios:

Gonzalo dijo...

Como escuché alguna vez por ahí..lo mejor de la tele... es cuando está apagada.

Yayo Salva dijo...

Eres un verdadero torpedero de la TV. Sin embargo es el medio por excelencia para todo, en la sociedad moderna. Y funciona según sus objetivos. Y es un éxito rotundo.
Yo no consumo ni un solo miliwatio de energía de TV ni un solo milisengundo de mi tiempo (de manera directa e intencionada).

Cristy Fuantos dijo...

si, tienes mucha razon tu analisis es muy completo... pero la caja idiota como se le conoce, me proporciona muchas de las veces alivio, a veces estoy tan cansada y fastidiada de un dia largo de trabajo que aunque quisiera salir a caminar, ya no doy para mas... entonces me recuesto comodamente y descanso mis ojos con alguna de mis series favoritas y me carcajeo... creeras que hasta con la publicidad de warner suelo reir...
digo--- cada quien! que no!

saludito amigo!