Chile ayuda a Chile

Chile ayuda a Chile

jueves, marzo 13, 2008

VIAJE A BOLIVIA EN FOTOS

Volví. Estuve todo un mes fuera de Chile, fuera de mi casa. ¡Estuvo buenísimo! La verdad es que hace rato, pero ahora pude escribir en el blog. Partiré diciendo, sobretodo a quienes viven en América del Sur que ¡¡TIENEN QUE IR A BOLIVIA!!! Es un país interesantísimo lleno de bellos y variados paisajes. A mí realmente me sorprendió. Por otro lado, una realidad social muy diversa, donde se mezcla quienes llevan un estilo de vida más tradicional frente a otros que buscan abrirse paso en el mundo globalizado, situación que es transversal, a mi entender por lo que vi, a la mayor parte de los problemas políticos y sociales. Es sólo una impresión eso sí, habría que mirar más detenidamente esa realidad social que resultaría fascinante e interesante a muchos tipos de profesiones.

Comienzo del viaje.

Partí, el 1º de Febrero, con Javier, un amigo de la U, Felipe, un viejo amigo del colegio y su novia, para llegar a Arica a juntarnos con una pareja amiga de los dos últimos. Al llegar a Arica, vimos que no había pasajes a La Paz sino dentro de una semana. Ello por la alta demanda que provocaba el Carnaval de Oruro en Bolivia. Lo mismo hizo que nos costara encontrar hospedaje en Arica. Tras una noche en la ciudad nortina, cruzamos a Tacna, con la idea de ir a Puno, que está junto al lago Titicaca. Puno tuvo que esperar un poco ya que no habían pasajes, lo cual nos llevó a Arequipa, ciudad muy bonita donde nos alojamos una noche. Al día siguiente, partimos a Puno, sonde llegamos por la tarde y fuimos a ver a los Uros. Los Uros son una tribu indígena que viven en el lago Titicaca en islas flotantes de totora construidas por ellos mismos; la verdad es que hacen todo con la totora: además de las islas flotantes, hacen las casas, botes, casas, artesanias, etc. y es parte importante de su dieta. En verdad, increible. Al día siguiente partimos a Copacabana, Bolivia.

Vista de Arequipa desde el hospedaje en que nos quedamos, ubicado en el centro de la ciudad. A la derecha se ve un antiguo convento.







Acá una vista de la ciudad de Puno, en el lado peruano del lago Titicaca (puma de piedra).








Lo que se ve es una de las isla flotantes que se habla arriba. Todo eso hecho de totora, se ven las casitas, botes y un par de mujeres uros.




Ingreso a Bolivia. el primer tramo del viaje.

Después de Puno fuimos a Copacabana, en Bolivia. El trato en la frontera fue bastante cordial. Temíamos que nos pusieran problema porque en el consulado de Bolivia en Chile nos dijeron que para entrar por un tercer país necesitábamos pasaporte, cosa que no andabamos trayendo. Lo cierto es que basta - para los chilenos - con la cédula de identidad. ahí llegamos a Copacabana, ya en el lado boliviano del Titicaca. Llama la atención lo grande que es la iglesia. También el hecho de que está enfocada a recibir turistas, sobretodo el que es medio hippie. Al día siguiente fuimos a la isla del Sol, un lugar que invita a descansar, muy bonito y acogedor. Posteriormente partimos a La Paz, capital administrativa del país. La ciudad es muy interesante. Hicimos una excursión en bicicleta por el camino de la muerte, otrora único camino que unía a La Paz con los Yungas. Volvimos a La Paz. Felipe tenía amistades ahí y nos juntamos con ellas, el resultado: el ahora tener una buena amiga y colega. Y es acá donde con Javier nos separamos del grupo. Los demás amigos tenían menos tiempo y por ende un itinerario diferente. Tras separarnos nos quedamos un poco más en La Paz, y fuimos a Tiwanaku, un complejo de ruinas de una antigua civilización denominada con ese mismo nombre.

En Copacabana, foto de la iglesia de la ciudad, que es realmente muy bonita y grande para el lugar donde se encuentra. Al parecer la religiosidad es muy fuerte ahí





La Paz, vista desde El Alto. La foto no es muy buena, pero no pude obtener mejores. Se alcanza a ver que la ciudad está realmente entre los cerros , en sus faldas.





El camino de la muerte, el último lugar que en su vida vieron cientos de personas que murieron ahí. Hicimos un tour en bicicleta, y ese que aparece ahí soy yo. La niebla le daba un toque fascinantemente misterioso al lugar




Puerta del Sol, en Tiwanaku.







Segunda parte. Cochabamba - Santa Cruz - Sucre - Uyuni
Después de estar en La Paz, partimos a Cochabamba, ciudad a la cual no le encontré mayor gracia, claro que estuve una noche nada más y sin tiempo, ni información suficiente, para recorrer los alrededores. Posteriormente fuimos a Santa Cruz, una ciudad increiblemente distinta a lo que nos había tocado ver hasta entonces. Cambia la forma de organizarse la ciudad, el estereotipo de la gente, el acento, el clima (que es prácticamente tropical) el paisaje (la ciudad no está rodeada de cerros). También pude apreciar que el tema de la autonomía es bien fuerte, casi no se ve población indígena (en la ciudad, porque en pueblos de alrededores se ve más). Fuimos al fuerte de Samaipata, y al día siguiente partimos, por la noche, a Sucre. Sucre es la ciudad más bonita de las que vi. Ahí el tema de la autonomía también es fuerte (a esto tal vez me refiera en otra ocasión, si accedo a más conocimiento al respecto). Fuimos al Parque Cretácico, pero resultó ser una estafa. Se supone que veríamos huellas de dinosaurios, pero estaban re lejos, y había que pagar por derecho a sacar fotos y por mirar con binoculares las huellas para verlas de más cerca. Posteriormente nos fuimos a Uyuni, donde hicimos el tour del Salar, que realmente vale la pena; el salar es impresionante, y como estaba inundado por las lluvias, se veía más bonito aún. El tour contempla visitas a lagunas y geiser, y en el camino se ven muchas vicuñas y flamencos.

Vista de un costado de la Plaza en el centro de Santa Cruz







Fuerte Samaipata, cerca de Santa Cruz, lugar aqueológicamente interesante y de un entorno natural realmente bello.






Sucre. En la foto una muestra de edificios propios del centro de la ciudad






Salar de Uyuni, visto en el amanecer. Por ser temporada de lluvias se encuentra inundado.







Foto de Laguna verde. Al fondo el volcán Licancabur. Uno de los lugares que se visitan en el tour.







Tramo Final: Potosí - Regreso a La Paz - Vuelta a casa
Tras hacer el tour en el salar, donde hicimos nuevas amistades, con Javier Volvimos a Potosí. Llegamos en la noche, a un hospedaje en el centro de la ciudad. Al día siguiente fuimos a visitar las minas de Potosí, donde ingresamos a una mina al tiempo que nos hablaban de cómo funciona su explotación. Ese mismo día tomamos rumbos distintos, por una cosa de diversidad de intereses. Javier parte a Santa Cruz y yo vuelvo a La Paz. Al día siguiente me instalo y me contacto con una amiga y colega, Mica, que conocí en el primer paso por La Paz. Ella fue genial conmigo, me mostró casi toda la ciudad, y también El Alto. Ahí me di cuenta que conocí la ciudad, antes sólo había visto el centro turístico. Gracias a ella también pude tener una idea muy clara de muchas de las cosas que vi en Bolivia. Luego llegó el momento de volver (¡¡¡y yo que quería seguir ahí, conociendooo!!!). Así que crucé a Chile llegando a Arica, y de ahí, varias horas después, un bus a Santiago.

Una calle en el centro de Potosí








Vista de la Plaza San Francisco, en el centro de La Paz







Fin.
Nota: Las fotografías son mías.
El relato es poco preciso y bien incompleto, no me quise extender demasiado en este post. Saludos a todos

5 comentarios:

Marcos dijo...

Por fín pude escribir. El relato es bien incompleto pero da una idea general. La edición está pésima, peor la verdad es que no sé cómo llevarme con las porfías del blog, sobretodo habiendo tanta foto metida y no tengo intenciones de seguir rabiando.

Un gran saludo para todos, prometopasar pronto por sus blog. que estén muy bien

Clo dijo...

Ohhhhh!!! Facinante!!!
Aunque ya bastante me habías adelantado, el relato enriquecido con las fotos no puede entuciasmarme más. Ya quiero estar en Tiwanaku!!!!!!

Pero siempre es bueno saber que ya has vuelto y podemos leerte otra vez.
Saludos!!

Kala dijo...

En lo personal estoy enamorada de Perú, es lejos de mis países favoritos junto con Brasil, aunque sus realidades son muy distintas.
He de decir que de Bolivia no recorrí mucho y lo poco que vi no me gustó tanto, pero es probable que haya sido porque fue el último tramo de mi viaje de un mes por Perú y a esas alturas ya estaba muy cansada...
Espero algún día volver a Bolivia para tener la posibilidad de enamorarme del lugar y su gente tal y como tu lo hiciste...
Sabes? es raro, pero siento un poco de envidia de tu viaje... es tonto, lo sé, pero algún día te explicaré porqué, eso sí, espero que sea al son de un buen café.
Un abrazo

Alberto dijo...

Al fin las fotos de lo que debió ser un viaje fantástico y maravilloso por Bolivia. Algún día espero poder compartir un viaje contigo y pasar buenos momentos en una buena charla.

Un abrazo muy fuerte desde España.

Aristóteles dijo...

Super chido,... Tu lo sabes amo viajar.

Lo mejor de todo, fue el "plus" que me compartiste de tu viaje.

Dios te bendiga.