Chile ayuda a Chile

Chile ayuda a Chile

lunes, octubre 23, 2006

AMPLIACIÓN DEL CANAL DE PANAMÁ (2ª Parte)

Y finalmente los panameños dijeron que sí a la ampliación, pero sólo el 42% de los panameños votó (en Panamá el voto es Voluntario y la masa electoral es de aproximadamente 2,1 millones de individuos), y de ese 42% el 78% optó por la opción Sí, que a mi entender, como ya argumenté, era la mejor.

Pero el sabor de la jornada me resulta amargo. Y es que un emblema nacional como es el Canal despertó muy poco interés ciudadano y baja asistencia a las urnas. ¿Que puede querer decir ésto? Que los panameños se sienten menos vinculados al canal, que sus destinos y bienestar nada tienen que ver con el Canal de Panama, obra y símbolo que antes suscito hechos como el de 1963. Triste situación pues lleva a pensar que la corrupción ha corroido, si no el Canal, sí la confianza que tienen los panameños en sus dirigentes (cosa justificable por la presencia de la corrupción en la historia del país) y administrativos.
Lo más lamentable es la distancia que tiene la gente del canal ya que se puede correlacionar con la que existe del Estado-nación. Se refleja así lo que advierten autores como Castells, que el Eastado, en su necesidad de insertarse en la dinámica económica global se aleja de la ciudadanía y deja a un segundo plano la atencion de sus intereses y necesidades, pasando el Estado a ser una fuente de derechos pero no de sentido. Y a este sentimiento van a contribuir otros dos males que se aprecian en el resto de América Latina: la desigual distribución del ingreso y el excesivo centralismo del desarrollo en la ciudad capital (que todo esté en la capital). El resultado, una nación que no aprovó el Canal, sino que se abstuvo indiferente sin interés por un Canal y una nación que dejan de sentir como propia... esa es la sensación amarga que me dejó la votación.
Simplemente algo triste... :-(

Artículo relacionado
Panamá aprovó la ampliación del Canal

5 comentarios:

La hormiguita dijo...

Muy interesantes los dos artículos sobre este tema. Quizás la falta de interés del pueblo en este asunto, sea debido a que un recurso de ese calado no ha repercutido en la mejora de la calidad de vida de los pobres, que son la gran mayoría. Ni en vivienda, ni en salud, ni en alimentación...
Un abrazo

eggy dijo...

Tmabién a mí me parecieron interesantes los dos posts. El desinterés en cuestiones de Estado es un mal que veo con cierta decepción que se propaga por toda Latinoamérica, y al igual que vos estoy convencido de que es producto de los niveles de corrupción que los diferentes gobiernos han ejercido. Quizás sea lo que nuestros dirigentes buscan, que cada vez menos gente se interese por estos temas y, en consecuencia, el control que un pueblo puede ejercer sobre la actuación de sus autoridades sea prácticamente nulo. Y sí, es muy triste.
Saludos!!!

Aristóteles dijo...

¿Bueno? Una amarga jornada pero, finalmente, una buena solución.

Felicidades por tus artículos.

Buena semana para ti, Marcos.

Patricio Padilla Navarro dijo...

Leí a la pasada el otro artículo pero además del tema de la corrupción que como bien señalas muchas veces tiende a alejar a las personas de instancias de participación, solo te quería agregar que tanto Panamá como muchos otros países de nuestra querida latinoamérica, sino es que todos, son extremadamente presidencialistas, ergo, la sensación de atomización y poca influencia es enorme en la gente cuando se sabe que hay practicamente inmensas redes que definen los destinos de la nación.

Interesante el tema del canal de Panamá, muchos interese en juego pero poco enrolamiento con los intereses y nsensaciones de l a mayoría de los panameños.

Nos vemos, Marcos, quizas el 23, 24, de noviembre vamos con Cesar Jure por la asamblea de SSF, ahí podremos hablar.

Saludos

Libertad dijo...

Te felicito por estos dos artículos y por la información que nos prestas a los que te leemos.
Con esto reconozco que no tengo la suficiente información para argumentar nada que tú no hayas expuesto tan claramente.
Yo también me declaro a favor, y también me sentiría un poco decepcionada al ver el porcentaje de personas que se han implicado con su voto.

Seguiré con interés nuevas noticias.

Un placer leerte, como siempre.

Un beso