Chile ayuda a Chile

Chile ayuda a Chile

jueves, agosto 31, 2006

¿CUÁL ES EL LÍMITE?

Una vez más se manifiesta el problema histórico de límites que tienen Argentina y Chile. Se trata de un mapa publicado en Argentina, respaldado por el IGM de esa nación, en que un territorio de campos de hielo sur, que representa la segunda reserva hídrica más importante del mundo, una zona en que aun no está definida la frontera chileno-argentina, es señalada como si fuese argentina. El asunto ha generado cierta controversia y el gobierno de la nación chilena ha enviado una carta formal de protesta, ajustándose a lo establecido en el derecho internacional. Pido disculpas por la falta de conocimiento técnico respecto a la disputa territorial entre las naciones, pero lo que expondré a continuación es un planteamiento de por qué creo que estas cosas ocurren ahora.
Existe una serie de razones de carácter tal vez político que hacen posible este tipo de eventos, entre las que podemos mencionar las siguientes:

El problema interno (de Chile)

· Mala calidad de la cancillería chilena. Esto es histórico. La gestión de los asuntos internacionales por parte de los gobiernos de nuestra nación han sido por lo general deficientes (salvo casos excepcionales como algunos aspectos de la postura de Chile en relación a la invasión de EE.UU. a Irak).
· Reacción tardía en estos y otros asuntos. Este es un problema que se viene manifestando, de acuerdo con los noticieros, desde el año 2000. Otro ejemplo de reacción tardía de la cancillería es el hecho de que nuestro país aun no entrega su voto para la elección de consejo de seguridad de la ONU cuando la mayoría de los países ya lo ha hecho.
· Se ajusta excesivamente al derecho internacional, cosa que nadie hace (o sea, más papistas que el papa). Sus acciones parecen más acciones racionales conforme a valores que a fines (pensando en la distinción de las mismas que hace M. Weber).

La relación de Chile con los vecinos y el continente

· Problemas con Bolivia de carácter limítrofe. En esa nación está activo el asunto de la salida al mar. La estrategia es cambiar gas por mar, y es un eje de política de esa nación.
· Problemas relativamente recientes (hace algunos meses) de límites con Perú, lo que consistió en discusiones respecto del límite marítimo, luego un problema por la ubicación de torres de vigilancia, entre otros.
· La pretensión de Chile de hacerse ajeno a la realidad de América Latina y olvidar la necesidad de establecer buenas relaciones con la región. Políticamente Chile no parece ser muy querido en Latinoamérica. Y es que nuestra nación, al igual que todo país latinoamericano que presenta un inusual éxito económico, ha pretendido “dejar” la región.

Relaciones poco firmes de Chile con el resto del continente, despiertan la tentación de un aprovechamiento de otros de lo que se puede identificar o entender como una debilidad.

Manejo conjunto del problema

· Falta de voluntad de ambas partes para conversar y establecer comisiones que definan los límites fronterizos, ello por una política, errada, de administración del problema mediante hacer vista gorda del asunto.

¿Y qué hay de la integración latinoamericana?

Tristemente esa es una gran mentira acompañada con guitarras, quenas y zampoñas. Casi nadie se lo toma en serio.

Lo lamentable de todo esto es que es un granito de arena más que contribuye a deslegitimar cualquier orden internacional. Por otro lado, enturbia una relación entre ambas naciones, que actualmente se puede catalogar de muy buena en lo político. El problema de esto también está en que las situaciones se pueden volver más tensas, y nadie sabe cuando puede ceder algo puesto en tensión. Lo que no debemos permitir es que los límites territoriales deriven en otro tipo de límites.

Notas:
La primera imagen es la versión Argentina, la segunda es la versión chilena. Ambas imágenes fueron sacadas de aquí

13 comentarios:

No huyo del pensar dijo...

Me parece realmente preocupante lo que está ocurriendo en Campos de Hielo Sur, esto porque Argentina, según tengo entidido, si ha llamado a comisiones desde hace bastante tiempo y Chile no ha comparecido. A ello debemos sumar el hecho de que la mayoría de las veces que hemos resuelto nuestros conflictos territoriales con Argentina mediante arbitrio internacional hemos salido desfavorecidos, la mayoría de las veces hemos perdido territorio de esta forma.
Es de esperar que esto pueda resolverse de manera pacífica y, por otra parte, Chile debería ser más proclive a una integración en la región.


Buen texto
Saludos

eggy dijo...

Es brillante ver cómo todo depende del cristal con que se mire: acá en Argentina está fuera de discusiones el hecho de que, cada vez que se ha sometido a arbitraje un asunto limítrofe con Chile los perjudicados hemos sido los de este lado; se ha hablado también de cómo los chilenos corren permanentemente los mojones que delimitan la frontera para ganar metros, y ni hablar de cuando salió un mapa en Chile donde no recuerdo qué montaña argentina quedaba del lado de ustedes, etc, etc, etc.
La verdad es que tenemos una frontera demasiado extensa y complicada como para no tener estos problemas. Pero hay algo que no pierdo de vista: son cuestiones de oportunismo político, que nada tienen que ver con los respectivos pueblos, a pesar de que los medios lo transformen en cuestion de vida o muerte y todos salgamos con un patrioterismo barato a tirarle mierda a nuestros vecinos.
Somos lo mismo, nos guste o no.
Soy argentino, la mitad de mi familia es chilena, y qué querés que te diga, los amo y me chupan un huevo los hielos, el aconcagua y el beagle. Si para que no haya quilombo se los tienen que quedar ustedes, quedenselos, o nos los quedamos nosotros, o que sea una colonia más de holanda, o la solución que se les ocurra, pero ver a esta altura del partido este tipo peleas por un pedazo de tierra hace que me de verguenza pertenecer al genero humano.
Marcos, tu post ha sido genial, siempre le pones esa cuota de sentido comun mezclada con una dosis de personalidad que hace que sea un disfrute leerte.
Saludos, desde el otro lado del problema, jaja!

Alberto dijo...

Los problemas limitrofes son tan viejos como el mundo, incluso han sido excusas perfectas para empezar conflictos bélicos como la supuesta necesidad del "espacio natural de Alemania para seguir creciendo" que esgrimieron los nazis para anexionar Austria y los Sudetes Franceses. Sin embargo, en un mundo donde la tendencia actual es precisamente la integración tanto política como económica y social, latinoamérica parece enfrascada en seguir con los viejos fantasmas del pasado. Cuando España entró en la Unión Europea, se pensó que el Reino Unido no podía admitir un país que no reconocía su soberanía sobre Gibraltar, y al revés, España mantiene la postura oficial de no reconocer al Peñón como territorio inglés.
Europa ha llegado a un punto donde se prefiere mirar para otro lado en este tipo de situaciones si lo que está en juego es mucho más que dibujar fronteras, y que la cosa funciona salta a la vista.

Un saludo desde España.

Denisse dijo...

Como bien decias, los problemas limitrofes con nuestros paises vecinos, es una situacion casi estructural en nuestra agenda de gobierno, la mala gestion y la determinacion por parte de las personas a cargo, hace que esta situacion se dilate cada vez. a mi parecer nuestro país esta muy distante y muy ajeno del contexto latinoamericano, no porque haya pasado una buena situacion en el gobierno anterior podemos hacernos a un lado de la problematica latinoamericana, quizas más adelante no tengamos la misma "suerte" y recien ahi nos demos cuenta de cuan necesaria es la integracion entre los paises cercanos.
Con respecto a si me puedes agregar a tus links, claro que si, jeje yo muy patudamente te agregue, asi q estaba demas la pregunta.
saludos cordiales.

Libertad dijo...

Estos problemas siempre han exisitido, porque la naturaleza humana es egoísta y poco podemos hacer los que no tenemos "poder político" en el asunto.

Un post muy interesante, como siempre.

Un beso.

La hormiguita dijo...

Pienso que los políticos son maestros en crear conflictos allí donde las cosas se podrían solucionar con una simple conversación telefónica o una cena. Y es que los necesitan, porque son incapaces de trabajar duramente en los problemas que sí requieren urgente resolución, o sea, los que interesan a los ciudadanos. Tener a mano una cortina de humo, siempre es prudente, para ellos.
Un abrazo

Yayo Salva dijo...

Oportunismo político, mala gestión, cortinas de humo, patrioterismo... Hispanoamérica arrastra un pesado lastre de la época colonial. Ya entonces los virreinatos no tuvieron nunca todas sus fronteras bien definidas. Es verdad que entonces había todavía grandes problemas de tierras incógnitas, especialmente en áreas de difícil exploración y escasa relevancia económica. El proceso de independización, loable por otro lado, se hizo bastante chapuceramente con el respaldo (cuando no apoyo directo) de las oligarquías locales. Pero las naciones que surgieron lo hicieron con esos problemas de indefinición de fronteras. Y los vienen arrastrando. Espero que se arbitre en este caso una solución que no crispe los ánimos entre pueblos hermanos.
Un abrazo Marcos.

Patricio Padilla Navarro dijo...

ups, se dijo bastante, como siempre buen artículo y buenos comentaristas solo quiero referirme a la última parte de tu post:

"(...)¿Y qué hay de la integración latinoamericana?

Tristemente esa es una gran mentira acompañada con guitarras, quenas y zampoñas. Casi nadie se lo toma en serio. (...)"


Yo amo y disfruto tanto del death methal anticristiano como las brillantes melodías andinas. Me encanta latinoaémrica, hasta tengo peleas con amigos más nacionalistas por mi cariño con mis hermanos bolivianos, peruanos y sobre todo a nuestro sureños y amigos argentinos, me cuesta definir mi chilenidad sin pensar en mi cultura latina, me siento sumamente identificado con todas esta tierras, la siento parte de mí y no se si es por coindicencia o sugestión pero tengo excelente lazos con gente de esos lugares.

un abrazo

La eterna duda dijo...

Aprovechando el tema, una duda, hace algunos meses cuando estaba con una amiga de concepción me insinuó que existe una disputa con los argentinos y no precisamente por una cuestión territorial, ¿es así o a qué se debe?

Aristóteles dijo...

¡Uff! El eterno problema de las fronteras. ¡Que pleito! No os preocupéis, en el cielo no ocuparemos visa.

Precisamente desde hace tiempo he querido conocer la geografía de tu país. Conocer bien los estados (si es que se dividen así) y las ciudades que lo conforman. Me daré a la tarea de buscar un buen mapa en la red o... ¿Tú tienes uno? ¿Me lo mandas por correo?

Marcos, ya estoy de regreso. Proximanente un post nuevo. Espero que nos sigamos leyendo.

Te mando un fuerte abrazo, mi hermano.

Marcos dijo...

Muchas gracias a todos por los comentarios, están geniales y he aprendido mucho leyéndolos. No me manifesté antes por estar sin acceso a internet.

No huyo del pensar: de acuerdo con lo que dices, la situación resulta sumamente preocupante, puesto que si no se han respondido a las propuestas de reunión de Argentina para resolver el asunto, debe ser que están muy ocupados mirando encuestas y no dedican tiempo para pensar el país. Comparto contigo que es necesario mayor integración. Un gusto contar con tu comentario.

Eggy: sin duda todo depende del cristal con que se mire (y también con qué se haya lavado ese cristal). Es interesante leer lo que comentas. Y comparto contigo que se trata de oportunismo político. Es de esperar que los políticos de nuestros países estén a las alturas de las circunstancias y resuelvan esta situación de manera tal que ambas partes queden conformes. Agradezco mucho tu comentario acerca de mi post.

Alberto: me parece que lo que dices es muy cierto, en un mundo que tiende a la integración, enfrascarse en este tipo de líos no tiene sentido. En buena medida son problemas de elites que ideológicamente son transferidos al resto. El ejemplo que pones de la Unión Europea es excelente y alentador. Pero lamentablemente por estas tierras los políticos son de bien mala calidad y les cuesta entender esta clase de cosas.

Denisse: comparto contigo la necesidad de integración. Ninguna nación se puede dar el lujo de alejarse de su contexto, sobretodo que a pesar del supuesto éxito chileno, hay varios aspectos en los que nuestros vecinos latinos nos aventajan, por lo que una integración de verdad, bien llevada sería bastante buena. Y bien, entonces te agregaré a mis link, y creo que voy a empezar a agregar sin preguntar antes

Libertad: creo que son las maneras de organizarse las que fomentan uno u otro aspecto de la naturaleza humana y las hacen parecer como esenciales y naturales. Lamentablemente las formas de convivencia en sociedad y entre naciones hacen que predomine el egoísmo; y perdemos los que no tenemos poder político.

Hormiguita: es muy cierto lo que dices sobre la cortina de humo. Y creo que esa cortina no sólo esconde egoísmo e intereses creados sino que también ineptitud

Yayo salva: el aspecto histórico que señalas explica mucho del problema. Lamentablemente, esas oligarquías han sabido persistir a través de la historia de nuestros países adaptándose a los cambios que nuestras sociedades viven. Yo también espero – y confío - que esto no derivará en un conflicto mayor

Hola Patricio: sin duda que el hecho de pertenecer a naciones diferentes no tienen por qué evitar que se establezcan buenas relaciones con ellos, pero el asunto de la integración es algo con lo que la mayoría se llena la bo0ca para quedar como un político buena onda, hacerse el buena gente, ser seductor con el sexo opuesto, entre tantos muchos usos (similar pasa con los que dicen ser amantes de los animales). Seguramente tú formas parte de los “casi nadie se lo toma en serio”. A mí me gustaría mucho lo de la integración pero no lo veo como situación factible porque las tipificaciones que se hacen de los extranjeros cegan al sujeto de la condición de humanos de los mismos que están mirando.

Eterna duda: acerca de tu pregunta… no tengo idea, lo que mencionas es nuevo para mí. No obstante, recuerdo haber escuchado en la prensa que el asunto de los mapas era algo que empañaba las buenas relaciones que se tenían con Argentina en este momento. Posiblemente tu amiga se refería a lo del gas, otro ejemplo de la torpeza de nuestra clase – o casta – política

Aristóteles: a mí también me encantaría conocer tu país: acá en Chile la división política territorial es por regiones y provincias. Respecto a los mapas, tendría que buscar, si encuentro te mando. Por lo pronto te podría recomendar www.turistel.cl Me alegra mucho tu regreso

Cesar Jure Cid dijo...

Hola Marco: interesantísimo articulo, y comentarios, la historia es vieja y actual, nos responde y nos pregunta, en ella está las claves para explicar el conflicto con argentina, las disputas territoriales como se mencionaba en los cometarios es un lucha que han dado los estados y oligarquias, y con ello han contaminado a los ciudadanos de "malas ondas" frente a los paises con quien se disputa un pedazo de tierra,la unidad latinoamericana es un quimera con rostro cansado de andar sobre las montañas latinoamericanas, pidiendo la ansiada y esquiva paz... la integracion no sera posible con esta calidad de politicos en que prima el orgullo de las naciones (que cada vez se debilita mas) sobre la convivencia social latinoamericana..

Marcos gusto en saludarte te queria dar mil gracias por visitar mi blog (el reflex) cuidate un abrazo y seguire leyendo tus interesantes articulos

FABIAN GONZALEZ dijo...

HOLA, SABES QUE SOY ESTUDIANTE DE PERIODISMO Y LLEGUE A TU BLOG DE CASUALIDAD, ME PARECIO BASTENTE INTERESANTE Y ME GUSTARÍA, SOLO SI PUEDES. ES QUE ESTOY REALIZANDO UNA INVESTIGACIÓN PARA UN TRABAJO DE SOCIOLOGÍA, SOBRE LA BANALIZACIÓN DE LOS MEDIOS, Y ME GUSTARÍA SABER SI ME PUEDES CONTESTAR ALGUNAS PREGUNTAS, TE LAS MANDO POR MAIL, SOLO SI PUEDES
MI MAIL ES FABOFABIAN_@HOTMAIL.COM. SI NO, NO IMPORTA, Y FELICIDADES POR TU BLOG