Chile ayuda a Chile

Chile ayuda a Chile

sábado, julio 01, 2006

POEMA Nº24: La Paz


Paz
Grata sensación del espíritu
Pilar de todo afecto
Tesoro de la humanidad
¿Dónde estás?

Búsqueda sin terminar
Riqueza sin igual
Sin tamaño ni avaluada
Y por muchos y mucho ansiada

¿Por qué te has hecho ausente?
Camino difícil para continuar
Quiero ir a verte
Para sentirte
Pero no sé hacia donde debo caminar

¿Como puedo reconocerte?
Quiero estar en paz
Traer la paz a mi mundo
A mi planeta
Riqueza universal a la que aspiro

Paz
Tú que eres la mayor de las fuerzas
Magnifica fuerza que no se impone por la fuerza
Pues no hay en ti debilidad
Esencia del espíritu del cosmos
Fortaleza sin igual
No requieres de violencia para construir un mundo ideal

Aspiro a ser parte de ti
Y traerte al mundo
Sin embargo ignoro si seré capaz
De hasta a ti llegar
De conocer tu maravillosa verdad
Y vencer la necedad
De los que no se cansan de confundirse
O intencionalmente confundirte
Que la fuerza de violencia no nos da la paz
Las armas no permiten dicha virtud
Tan sólo a veces consiguen contener la violencia potencial
Violencia contenida pero no en paz
Hasta ser cruelmente desatada

La Paz
Bien querido
Mas no reconocido
Eterna aspiración
Virtud fundadora de la creación
Verdadera fuerza del espíritu
Ayúdame a superar mi propia debilidad
Y como un favor humilde
Te pido que te acerques a mi mundo, mi planeta
Y derribes sus fronteras
Todas
Para permitir la igualdad de diferencia
Vivir las diferencias en igualdad
Muchos ansiosos te esperamos
Mientras te vamos a buscar
Nota: la fotografía es mía.

4 comentarios:

Libertad dijo...

He llegado a tu blog, por casualidad, y como en la vida misma, las casualidades nos llevan a aprender y disfrutar. Eso es lo que acabo de hacer con lo que he leído.

Te deseo paz.

Saludos desde donde soplan aires de libertad.

La hormiguita dijo...

Preciosa plegaria que rezo contigo.
Un saludo.

Filos en Mundo de Sofía dijo...

Ahora yo tambien ando intentado hacerla de fotografa, creo que las fotos siempre nos transportan a donde queremos, o lo que queremos se guarda en ellas, total la paz a veces sólo emana de nosotros, para poderse infectar en otros.

Saludos.

Elva*

Jubal dijo...

Bello poema, bella exhortación a lo más preciado en estos momentos: la paz.